Can Pere Antoni es la playa urbana más cercana al centro histórico de Palma de Mallorca. En ella se mezclan – en verdad sin casi relacionarse – los vecinos del barrio y turistas de todas nacionalidades.
En una mañana de mayo, el calor casi veraniego ha sido el motor de estas divertidas escenas.